Jardín de Cactus

Jardín de Cactus

CACT Lanzarote >

Jardín de Cactus

Horario de entrada:

10:00 – 16:30

Cierre del centro: 

17:00

Av. Garafía, 35544 Guatiza
Lanzarote

Mapa

HOY ABIERTO

Situado en Guatiza, municipio de Teguise, El Jardín de Cactus es la última gran obra de César Manrique en Lanzarote, una fascinante creación que acoge alrededor de 4.500 ejemplares de cactus de unas 500 especies procedentes de los cinco continentes. 

El artista escogió una antigua rofera (cantina, para los canarios) usada como vertedero en una zona agrícola de extensas plantaciones de tuneras dedicadas al cultivo de cochinilla, suponiendo así la rehabilitación de un paraje de gran valor paisajístico en la isla en estado de abandono. 

Tras 20 años de creación, la obra da vida a una arquitectura llena de elementos decorativos y escultóricos que se integran con el entorno, potenciando aún más su belleza natural. Destaca la presencia de la piedra volcánica y los monolitos basálticos convertidos en esculturas, resultantes de la época en la que se extraía tierra; pero es la vivacidad y el exotismo del cactus el que embriaga al visitante en un auténtico escenario poético de formas, texturas y colores

Este conjunto, premiado internacionalmente y considerado uno de los jardines de cactus más importantes del mundo, resume la rica mezcla de lenguajes que practicaba Manrique, y que él mismo denominaba arte total: una combinación de arquitectura, intervención espacial, escultura, interiorismo o jardinería que nos permiten conocerlo en su estado más puro. 

Tiempo de visita

90 minutos aproximadamente.

Vestimenta

Recomendamos ropa y calzado cómodo, así como una gorra y protección solar en los meses de verano.

Fotografía

El Jardín de Cactus es un lugar peculiar y singular donde podrá sacar las fotos más originales y divertidas.

A continuación le recomendamos una serie de lugares para sacarle el mayor partido a su visita y a su cámara: El cactus de 8 metros situado en la entrada. Las vistas panorámicas del Jardín desde la entrada.

No puede faltar la foto en el cactus denominado “asiento de la suegra” ¡pregunte por él! La peculiar fuente situada delante de la tienda. La obras de Manrique a la entrada de los baños. El mural de la cafetería. El molino de Guatiza.

info@centrosturisticos.com

901 200 300

Movilidad

Las personas de movilidad reducida pueden visitar el centro.

Familias

Acceso gratuito a niños menores de 7 años.

Disponemos de cómodas tronas para niños en la cafetería. Disponible cambiador en aseos

Mascotas

Exceptuando perros guías, no se admiten mascotas.


RESTAURANTE

El Restaurante del Jardín de Cactus ofrece una propuesta muy especial en Lanzarote donde disfrutar de sabores muy especiales con vistas panorámicas al Jardín.

Destacan las papas arrugadas con mojo o el queso de cabra local, pero sin duda, la especialidad es la incorporación del propio cactus en la cocina: el visitante no quedará indiferente ante las croquetas melosas de tunera, los rollitos de pollo y nopal, o bien, la reina de la casa: la hamburguesa vegetariana de cactus, millo y papa. Por supuesto, disponiendo de un gran abanico de los vinos Denominación de Origen de Lanzarote para maridar.

Horario

Todos los días de 10:00 a 16:45 h.

  • El Euphorbia Candelabrum: esta majestuosa planta africana fue el primer cactus sembrado en el Jardín por César Manrique y sus compañeros el 18 de enero de 1989. Lo encontraremos delante de la tienda, con una altura de 6-7 metros.
  • Los “Cojines de Suegra”: una veintena de ejemplares mexicanos que deben su nombre a su reducida altura y a una forma circular bastante particular.
  • El estanque, que enriquece la obra con el valor simbólico del agua y acoge a una variedad de peces naranjas y a una carismática escultura.
  • El interior del restaurante, lleno de creaciones artísticas de Manrique entre las que destacan un mural simbólico y una iluminación muy especial donde destacan las lámparas en forma de hojas de tunera.
  • Las escaleras, cuya espiral rodea una estructura colgante de antiguas boyas y un entramado de varillas que también relacionado al imaginario del cactus.
  • El molino de millo en la parte alta del Jardín, uno de los últimos que permanece en pie en la isla. Echar un vistazo a su interior nos ilustrará sobre el arte de moler el grano —y por supuesto, del buen gofio— durante el siglo XIX.
  • Cerrar la visita desde la terraza del restaurante y disfrutar de los mejores sabores del cactus junto a un vino blanco semidulce.
  • Sacarse una foto en la entrada de los baños: los icónicos dibujos de Hembra y Macho nos esperan para retratar el mejor humor de Manrique y su inventiva creativa. 
  • Llevarse un recuerdo de la tienda, que ofrece productos locales y artesanos para llevarse consigo la experiencia del Jardín: mermelada o licor de cactus, semillas para plantar en casa, jabones herbales, libros sobre botánica… o incluso unos imanes con auténticos cactus para la nevera.
  • Vivir la Experiencia Insólita: una visita guiada en grupos reducidos y exclusivos para quienes desean conocer en profundidad la última gran intervención de César Manrique en Lanzarote.

EXPERIENCIA INSOLITA

La Experiencia Insólita, más que una visita turística, se trata de vivir una experiencia única, donde el visitante no sólo conocerá los detalles sobre la construcción del centro y su vinculación histórica y etnográfica al entorno, así como la función del cultivo de cochinilla y la obtención de tintes naturales como motor económico para la isla; sino que también descubrirá las anécdotas e intimidades que hacen único el Jardín.

La experiencia insólita nos permite ver el centro a través de los ojos del artista, conociendo en profundidad su forma de crear a través del concepto de arte total y el binomio siempre presente entre arte y naturaleza. 

Descubre una isla desconocida

Para despedirnos del Jardín desde todos los sentidos, se incluye una degustación de productos locales y especialidades a partir de la tunera. Sin duda, una visita especial que, además de descubrirnos la versión más íntima del Jardín de Cactus y su creador, nos permite conectar con otros viajeros y compartir una vivencia experiencial.

Galería

En el blog