Montañas del Fuego – Timanfaya

Montañas del Fuego – Timanfaya

CACT Lanzarote >

Montañas del Fuego – Timanfaya

Horario visita

09:30 – 15:45

Cierre del centro:

17:00

Diseminado Islote Hilario, 1, 35560 Tinajo, Lanzarote

Mapa

HOY ABIERTO

Las Montañas del Fuego

Las Montañas del Fuego son el insólito resultado de las erupciones en el sur de Lanzarote en los siglos XVIII y XIX. Todo un espectáculo de cráteres rojos, coladas de lava y paisajes lunares que reflejan el arder de la tierra y su fuerza incontrolable. 

Sus 200 kilómetros de extensión forman parte del Parque Nacional de Timanfaya, donde puede contemplarse una de las mayores actividades de vulcanismo del mundo, tanto por la inmensa cantidad de materiales arrojados por el fuego, como por su espectacular duración: seis años entre 1730 y 1736 donde las entrañas de la isla no dejaron de rugir. 

Alzado sobre la tierra se encuentra el Islote de Hilario, desde el que se observa un mar de lava de 25 cráteres que impacta al viajero al igual que lo fascina, pues a pesar de lo abrupto y sobrecogedor del panorama, pocos lugares del mundo contienen tanta energía latente y dormida.

Impresionado ante la belleza volcánica, César Manrique ideó la Ruta de los Volcanes, un recorrido de unos 14 kilómetros a lo largo del núcleo principal de las erupciones donde el visitante puede ver una gran concentración de cuevas, cráteres, mantos de lava e impresionantes malpaíses desde una guagua acondicionada para atravesar las paredes volcánicas de este conmovedor paisaje lunar.

Así mismo, Manrique dio rienda suelta a su imaginación dando vida al restaurante El Diablo, un espacio gastronómico vivo e imponente que se mimetiza con el entorno, realzando aún más su interés turístico, artístico y cultural.  Y mientras su famoso horno se sirve del propio calor de la tierra para una deliciosa comida a la brasa, a diez metros bajo nuestros pies la profundidad alcanza casi 300 grados de temperatura, una fuerza que se desliza hacia la superficie y se puede contemplar a través de una serie de demostraciones termodinámicas inolvidables.

Tiempo de visita

1 hora y media aproximadamente.

Horario de visita recomendado:

09:00

Días recomendados para la visita:

Jueves, viernes, sábado y especialmente Domingo.

Vestimenta

Se recomienda llevar ropa y calzado cómodo. En verano, entre los meses de junio y septiembre, llevar gorra y/o protección solar. En invierno, entre los meses de octubre y abril, llevar ropa de abrigo ya que es una zona ventosa.

Fotografía

Le recomendamos las fotografías en la zona de los géiseres, el horno natural, la figura del Diablo y durante la Ruta de los Volcanes.

Observaciones

En el Parking del Centro, situado en el islote del Hilario, tenga cuidado al abrir la puerta del coche cuando haya aparcado ya que al encontrarse en zona con mucha pendiente puede golpear a otros vehículos.

info@centrosturisticos.com

901 200 300

Familias

Acceso gratuito a niños menores de 7 años.

Dispone de cómodas tronas para niños situadas en el restaurante y cafetería. Dificultad de acceder con carrito para bebés (sillas de paseo). Se recomienda traer mochila porta-bebe (canguro)

Mascotas

Exceptuando perros guías, no se admiten mascotas.


Restaurante El Diablo

El restaurante El Diablo, situado en el Islote de Hilario, ofrece carnes y verduras a la parrilla cocinadas por la temperatura de la propia tierra: auténtica cocina al calor del Volcán

Este fenómeno se hace posible gracias a su característico horno: un pozo de cinco metros de profundidad que alcanza temperaturas de 250 grados. Con vistas al malpaís a través de una gran cristalera circular, el visitante podrá apreciar la capacidad de Manrique para diluir los límites entre la mano del hombre y la naturaleza, asombrándose también ante la arquitectura interna del centro y su inventiva creativa.

Horario Restaurante

Todos los días de 12.00-15:45

Horario Cafetería

Todos los días de 9:30-16:45

No se admiten reservas

  • La escultura del Diablo de Timanfaya: este carismático símbolo del Parque Nacional nos da la bienvenida a la carretera de las Montañas del Fuego.
  • El mar de cráteres de infinitas texturas que se entremezclan en colores rojizos, negros y ocres: uno de los lugares elegidos por astronautas para realizar parte de su entrenamiento previo a las expediciones planetarias.
  • La fascinante imagen a mitad de la Ruta de los Volcanes, cuando tras girar 180 grados y regresar entre dos volcanes, veremos Montaña Rajada, Montaña Termesana, La Montaña de la Vieja Gabriela, Pico Redondo, La Montaña de Dos Picos, La Montaña de la Mancha y, a lo lejos, La Montaña de Enmedio y La Montaña de la Cinta.
  • El Valle de la Tranquilidad: en sincronía al Mar de la Tranquilidad de la Luna —donde alunizó el Apolo 11 el día que el hombre llegó al satélite—, es uno de los parajes más bonitos de la ruta, ya que cubierto de cenizas cálidas, por fin muestra una escena de sosiego y calma.  
  • La estructura de El Diablo: el diseño de las barras del comedor está creado a semejanza de los socos de la Geria: son los muros semicirculares que protegen las parras del constante viento, creando uno de los paisajes vitivinícolas más característicos de la isla. 
  • Las lámparas del restaurante: creadas con sartenes forjadas a mano, son otra de las representaciones de la creatividad sin límites de Manrique. 
  • El Jardín Muerto: situado en el centro del restaurante, este pequeño jardín acristalado rinde homenaje a la leyenda de Hilario, en el que sobre la ceniza volcánica, yace el esqueleto de un dromedario y el tronco de un árbol seco y quemado. 
  • Emocionarse con la Ruta de los Volcanes, una actividad incluida en la entrada que ofrece un trayecto de unos 35 minutos guiado en español, inglés y alemán.
  • Dejarse sorprender ante las demostraciones termodinámicas en el Islote de Hilario, auténticas manifestaciones del poder de la tierra.
  • Conocer el famoso horno del restaurante y disfrutar de alguna de las carnes o verduras que se asan al calor de la tierra.
  • Darle un final dulce a la visita con el postre más simbólico de la carta: brownie de chocolate convertido en volcán.
  • Experimentar una Visita Insólita: una visita guiada en grupos reducidos que ofrece una perspectiva única y exclusiva llena de valor.

EXPERIENCIA INSOLITA

Una experiencia exclusiva para sentir toda la fuerza y la energía volcánica del Parque Nacional de Timanfaya, donde el visitante puede acceder en grupos reducidos a espacios habitualmente restringidos durante la Ruta de los Volcanes.

Acompañados de nuestro guía, tendremos la oportunidad de hacer una parada en uno de los lugares más sorprendentes del parque, el volcán de Montaña Rajada. Ascender a pie por el sendero nos conduce hasta el impresionante mirador del Mar de Lava, desde donde el visitante contempla el regalo que ofrece la visión del mar. 

Descubre una isla desconocida

Tras conocer en detalle aspectos relativos a la geología, botánica y vulcanismo del parque y disfrutar con las demostraciones geotérmicas del calor que aún emana del corazón del volcán, visitaremos el “Refugio de Tinecheide”, en el Islote de Hilario, origen primigenio de lo que hoy es el centro de las Montañas del Fuego, para finalizar con un aperitivo con en el qué degustaremos productos locales maridados con vinos de Lanzarote.

Galería